Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Adriana Peregrina

Adriana Peregrina

Adriana Peregrina

Adriana es educadora perinatal y Doula, con 40 años de ejercer el parto humanizado, apoyando en el embarazo, parto y lactancia. Formada con los conocimientos del Psicoprofiláctico, y, pionera en los trabajos de parto en agua y acompañamiento  con delfines a mujeres embarazadas.  Presentará este libro, “Nacer una experiencia transcendente”, en la FIL, en la editorial Salto Mortal.

“Mi trabajo es recuperar la intimidad y forma biológica que necesita la mujer para dar a luz de forma natural, nuestro cuerpo está hecho para parir, y, ella misma como mujer y como guerrera, en un acto de poder abre sus entrañas para permitir dar paso a la vida. Me encanta mi trabajo porque es sembrar semillas de transformación para todos los seres que vienen al mundo. Como mujer estamos más capacitadas para entender el alumbramiento porque lo vivimos”.

“Es muy importante saber con que intención quieres este tipo de parto, sino quieres despeinarte, y no pasar por nada, o quieres el parto doloroso para que vea el hombre todo lo que sufriste? No es lo mismo el dolor que el sufrimiento, el dolor no es opcional, el sufrimiento sí, y es la actitud que tomas ante el dolor,  victimizarte no lleva a nada, sólo a una depresión, y pérdida de energía. El dolor es inherente y no puede evitarse”.

“En el Centro Cultural de las Artes en Chapala, manejado por  M. Elena Martínez, en el salón principal me recibieron en un derroche de solidaridad para entregarme el producto de mi  “parto literario”: “Nacer una experiencia transcendente”, el acto lo presidió mi maestra en literatura, Yolanda Ramírez Michel,  quien fue  mi “Duola” en el embarazo y alumbramiento  de este libro. Tuve música de chelo y piano de cola, vino, flores, un pastel en forma de libro, rodeada de cariño, compañerismo y emocionada que el día 28 de octubre tuve en mis brazos mi primer hijo de papel. Estoy muy contenta porque estará en el FIL en la editorial Salto Mortal, y me encantaría poder dedicárselos personalmente, para que fuera un documento que pudieran tener. Uno de los objetivos al escribir fue compartir enseñanzas y experiencias para abrir las conciencias y transformar a las nuevas generaciones, conocimientos no solo aplicables a los partos de bebés sino a todo aquello que deseamos dar a luz, un proyecto, un trabajo”.

“En Bélgica, Suecia, Holanda, países altamente desarrollados, los partos se atienden en casa y con parteras, teniendo el índice de mortalidad mas bajo del mundo. En un Congreso  Internacional, el Dr. Marcel Wangner, dijo: “No se porque México dejó a sus parteras y se llevó a la mujer a un parto hospitalario, cuando nosotros estamos volviendo a las parteras”. Estos doctores atienden las cesáreas necesarias no innecesarias. La humanidad parió natural de esta manera, me dirán que había muchas muertes, y sí, gracias a la tecnología está para usarla, no para abusarla. Las mujeres que van al ISSTE, Hospital Civil, IMSS, lugares rebasados en su capacidad y medicina, si fuesen con la partera parirían y nacerían sus bebés en casa y sin riesgos, y, hablo igual de la lactancia. El cuerpo está diseñado para parir”.

“Debe ser una experiencia transcendental y transformadora en su vida, no un evento que no quiero recordar. En un  hospital es violento porque te acuestan, te abren, inyectan, jalan, con lámparas arriba invadiendo tu privacidad. A diferencia de un lugar íntimo en agua caliente, acompañada por la Duola, donde el cuerpo se relaja, sabiendo que cada contracción es dolorosa, y entrando al agua caliente el dolor disminuirá. Tu pareja contigo como cuando engendraste a ese bebé, acompañándote en un acto de amor y continuidad”.

“Existe un movimiento mundial de parteras y lactancia. En San Miguel de Allende en un lugar llamado CASA, acaban de dar los primeros títulos a parteras, avalados por la Secretaria de Educación. Doña Queta  una partera Oaxaqueña instruye a las parteras de la región por el Instituto Nacional Indigenista y  asiste a Congresos mundiales”.

Si los hospitales de Salud Pública regalaran este libro, se ahorrarían cientos de millones, y las mujeres estarían mejor atendidas en sus comunidades y viviendas… Nacer es un acto natural, no una enfermedad.

Lee También

Comentarios