Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

¡ALTO! Reflexionemos con claridad, sin engaños

Por Xavier Toscano G. de Quevedo

¡Sí, es que no lo sé! ¿Estás seguro? ¡Absolutamente, yo no he escuchado ni el más mínimo rumor, te lo diría! Qué difícil es no tener la respuesta cuando un amigo te hace un cuestionamiento, y no se trata de ocultar absolutamente nada, es mejor siempre —y siempre es siempre— con toda la honestidad que merecen las personas con las que convivimos, hablar de frente y con toda la verdad de lo que sabemos o conocemos. Porque ¡mentir o pretender engañar, es la actitud que utilizan los mediocres y timoratos!

¿Cuál noticia? Y es que aquí no se ve, no se escucha, no se vislumbra nada, definitivamente nada, todo es un silencio, un vacío al cual no se le encuentra el fono. Quizás, y dado este panorama, será el motivo por el cual la casi la totalidad de los toreros mexicanos se encuentran a la espera de ver si les surgiera una fortuita posibilidad de que se les llamara para algún festejo, y otros viven haciendo números para arriesgarse de ser ellos sus propios empresarios y organizar alguna “corridita” esporádica.

Y mientras este lacónico escenario se repite año tras año —cuando menos van cuatro décadas— en nuestro país, más allá de Atlántico la temporada extiende su marcha, y no obstante que sí es notorio el número desfavorable de festejos taurinos, los toreros importantes y aquellos que luchan por lograr un puesto en el escalafón, actúan invariablemente en todos los que se van programando. ¿Qué no es tarea fácil ni gratuita? ¡No, obviamente que para nadie, ni figuras ni escaladores!

La temporada ibérica se va adentrando a su última etapa, y recordemos que las Ferias importantes, las que encumbran, las que otorgan los contratos serios, las que te dan un “nombre propio”, ya son parte de la historia, ¿se aprovecharon o se dilapidaron?, y en este año ya no están. Y reflexionemos sin triviales encubrimientos nacionalistas, las circunstancias adversas no fueron el resultado en este 2017, recapitulando en cuanto al escueto número de “oportunidades” —¡ay frasecita más desgastada e inútil!— que sí fueron muy escuetas, pero NO se engañen, si literalmente al carretón de la basura fueron vilmente dilapidadas, todas —y tendré que volver a la frasecita— las “oportunidades” brindadas la los toreros nacionales, matadores y novilleros, en la última década y media.

¿Y en dónde están? Hoy escuetamente y cabizbajos buscando aparecer en algún medio de comunicación, a ver si de milagro consiguen una “entrevistita” y que así los vean que andan —“sólo de turistas”— en territorio español.

Es tiempo para reflexionar, pero “sin engañarse” que esto no soluciona nada, ¿ya les habrá sido suficiente, o todavía no?, porque el nulo desempeño y la apatía mostrada fue más que evidente y categórica, ¿o díganme ustedes, en dónde están los contratos? Porque los aficionados de nuestro país NO han vistos sus nombres en “ninguno” de los carteles de la Ferias de más renombre. Bueno, sí a lo lejos y esporádicamente se ve disperso algún anuncio de alguien.

¿No sería más sano mostrar sensatez? Y admitir que todo lo realizado está carente del más absoluto y total costo curricular. Y recuerden, que nada es obra de la casualidad, y la vida no es ¡“a ver si tengo suerte”!, así nunca ha sido el camino del éxito. Pero mientras “continúen” con su ceguera y empecinados en NO entender y admitir que el aprendizaje y la verdad, exclusivamente les llegara cuando caminen con paso firme, en el sendero que guía y conduce, Su Majestad El Toro Bravo, ¡todo seguirá igual!

Lee También

Comentarios