Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

A propósito del anunciado fin del mundo.

Por: María Belén Sánchez, fsp

Siguen corriendo ríos de palabras a propósito del reciente eclipse solar, y vaticinios sobre el fin del mundo. Se continúan comentando profecías que más bien atañen al centro espiritual de la persona que al conjunto cosmológico del universo.

Lo que sí es un hecho es que eso del “fin del mundo” ya se ha vuelto un tema recurrente y que en realidad, no aporta ni mucho ni poco a la evolución de la persona humana.

Muchas veces da la impresión que temas como estos y alarmas de inminentes guerras, alegatos entre mandatarios, son comentarios tendenciosos que tienen como fin principal distraer la mente de la gente, mientras se elucubran bajo el agua otras formas de manipular y dominar a las naciones.

Tal vez el “nuevo orden mundial” sea una amenaza más fuerte que la bélica, porque atenta directamente contra la libertad de las personas y se basan más en lo económico y en las presiones monetarias que en la violencia militar como lo fue en el siglo pasado y antepasado, y en los tiempos anteriores, según nos relata la historia…

A decir verdad estas tendencias dominadoras no lanzan sus teorías en forma muy abierta, para no despertar polémicas y previas controversias, pero sí se

percibe que existe un afán de apoderarse de todo lo existente y ejercer su poder mundialmente por medio de presiones más sutiles. Las mentes, los sentimientos, la individualidad y la libertad auténtica van siendo sagazmente atadas por hilos invisibles.

Los medios modernos han colaborado a popularizar una mentalidad global y los valores cambian de color o de forma según lo deciden los que llevan la batuta, y según los seguidores aceptan sus teorías.

Entre las instituciones más agredidas en la actualidad, tenemos primeramente la familia, que es donde se apoya toda la consistencia social. Desde allí se bombardea el corazón de las personas que al tener que afrontar una existencia dividida, no es posible vivir una unidad sólida en su estructura integral de persona en camino hacia un desarrollo en plenitud.

La persona no es sólo materia que habla, que camina y que come, que duerme, es un ser más complejo que piensa, que siente, que razona y que es capaz de superar lo inmaterial.

Todo esto puede ser un elemento de progreso de altos vuelos, pero hay quienes se empeñan en cortar las alas para que el verdadero elemento que engrandece al ser, no se ponga de pie.

Tal parece que quienes atentan e intentan dominar, prefieren llevarnos por un camino de retroceso, que conduzca a la humanidad hacia la ya superada edad de piedra, donde el instinto prevalecía y lo espiritual dormía.

Por eso en este momento crucial, en vez de dejarnos llevar por sensacionalismos, es bueno despertar y ver la realidad, como la mira Dios.

Lee También

Comentarios