Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

* Tragedia

* Tragedia

* Tragedia

“Noroeste”, un diario del Estado brasileño de Santa Catarina, dio así, ayer, la noticia: “El humilde club brasileño Chapecoense vivía un sueño que hoy terminó”.

Prácticamente desconocido en el mundo del futbol, el Chapecoense que iba a disputar hoy ante el Atlético Nacional de Medellín, como visitante, el primer partido de la Final de la Copa Sudamericana, se suma a la lista de las tragedias aéreas que han enlutado al deporte. La del Torino, en Superga, en 1949; la del Manchester United, en Munich, en 1958; la del equipo de rugby “Old Christians” —que dio pie a la saga periodística y cinematográfica de “Los Sobrevivientes de Los Andes”— y la del Alianza Lima, en 1987, han sido, entre las varias que registra la historia, las más renombradas.

La que tuvo lugar ayer, cuando el avión estaba próximo a su aeropuerto de destino, deja, amén del vacío en más de 70 familias, dos capítulos dramáticos: el del portero Jackson Follman, de 24 años, sobreviviente del percance, quien sumará a los traumas del episodio, la amputación de su pierna derecha; y el de un bebé que nacerá huérfano: el hijo de Tiago da Rocha Vieira, “Tiaguinho”, de 22 años, quien se enteró, jubiloso, en la concentración de su equipo, de que su esposa estaba embarazada, unas horas antes de abordar el avión en que encontró la muerte.

*

El espectáculo, empero, según la frase ya ritual, debe continuar…

En esa tesitura, a nivel nacional se enfocan los reflectores hacia los duelos de los que saldrán los actores de la Final del Torneo de Apertura: el doble enfrentamiento entre América y Necaxa (del que saldrá, al decir de los expertos, el subcampeón del certamen), por un lado, y el de los grandes favoritos, Tigres y León, por el otro.

Al América lo avalan sus diplomas: es ya, según las estadísticas, el máximo ganador de títulos en la historia del futbol mexicano; es el suyo, además, un elenco plagado de figuras. Al Necaxa, amén de ser el invitado sorpresa en la “Liguilla”, lo anima el antecedente inmediato de haber destronado al Pachuca, campeón defensor. A Tigres y León los respaldan sus excelentes planteles, los diplomas de sus técnicos —Ricardo Ferretti en una esquina, Javier Torrente en la otra—… y la historia que los tiene registrados como campeones recientes; es decir, como dos equipos cuyos laureles aún no se marchitan.

Lee También

Comentarios