Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

* Tópicos

* Tópicos

* Tópicos

 

Los tópicos —frases hechas, lugares comunes, expresiones manidas— parecen ser consustanciales al futbol…

Uno de ellos, como hecho a la medida para el América-Atlas programado para esta noche en el Estadio Azteca, es el que sostiene que “las estadísticas no juegan”. Una expresión de la que debería desprenderse, con validez casi axiomática, la conclusión de que las posibilidades de victoria son exactamente las mismas para los dos equipos… a  despecho de que los capitalinos hayan conseguido sólo resultados positivos —cinco victorias y un empate— y no hayan sufrido hasta ahora ninguna derrota en calidad de locales en lo que va del Torneo de Clausura, mientras los rojinegros suman dos triunfos y dos empates a cambio de tres descalabros en calidad de visitantes en el mismo certamen.

*

Aunque no juegan, ciertamente, las estadísticas aportan un retrato del comportamiento de los equipos…

Si el América ha perdido cinco partidos en calidad de visitante y ninguno en el Azteca, ahí hay un síntoma de que sus jugadores se sienten más cómodos en el estadio de Coapa que en corrales ajenos. Al final de cuentas, lo mismo, en lo esencial, ocurre con el Atlas, ganador, en el Estadio Jalisco, de 15 de los 23 puntos conseguidos en el certamen, a cambio de 8 logrados en calidad de visitante. En ambos casos, la diferencia es prácticamente de dos por uno.

Considerando que la que se disputa este fin de semana es la penúltima jornada de la etapa clasificatoria, y que el vencedor del duelo entre americanistas y rojinegros —sexto y séptimo, respectivamente, en la clasificación general— aseguraría el boleto para la “Liguilla”, se infiere que la circunstancia de lugar representa una ventaja para los primeros… sobre todo porque si el asunto se posterga para la última jornada, los capitalinos parecen tener mejores perspectivas recibiendo al Pachuca, que los rojinegros como visitantes de los Jaguares.

*

La jornada, por cierto, ya que los Jaguares aparecieron en escena, incorpora al interés por la medida en que se aclare la composición del elenco que participará en el verdadero campeonato, un elemento dramático: la definición del descenso, con los tres equipos involucrados en ese asunto (Chiapas, Veracruz y Morelia) jugándose la vida prácticamente a una sola carta.

Como dijera Werner Herzog, con contundencia de salmista del Antiguo Testamento, en “El Enigma de Kaspar Hauzer”: “Cada quién para sí mismo… y Dios contra todos”.

Lee También

Comentarios