Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

* Suspenso...

* Suspenso...

* Suspenso...

No perder en calidad de visitante en la “Liguilla”, es casi tan valioso como ganar de local. Fueron los casos de Tigres, al salir vivos de su visita a los Pumas, el miércoles, y Guadalajara, anoche, al rescatar la igualada ante el América en el Estadio Azteca.

En teoría, la ventaja será para reyneros y rojiblancos en los partidos de vuelta, a disputarse el fin de semana.

*

Los minutos iniciales fueron de hegemonía americanista. Además de que encontró el gol de la quiniela en una pared magistral de Da Silva con Romero y el toque sutil del primero sobre la salida del arquero rayado, el cuadro capitalino se vio más ordenado y se mostró más desenvuelto. Atacó más, aunque sus jugadores, a la hora buena, se decantaron más por el individualismo que por la solidaridad. De ahí que sólo hubiera un serio peligro adicional para Cota: un fogonazo de Da Silva, bien atajado por aquél.

Incapaz, pues, de traducir al marcador el dominio ejercido en los primeros minutos, el América dejó crecer al Guadalajara. Éste, que se había visto desdibujado,  desarticulado y contemplativo durante la mayor parte de ese lapso, despertó en los minutos finales. Dio el primer aviso en el tiro de Peña al poste derecho, en un pase atrasado de Pulido, y equilibró la balanza en el marcador mediante el penalti provocado por Peña (colmillo retorcido), cometido por Álvarez (dientes de leche) y soberbiamente ejecutado por Salcedo.

*

En la etapa de complemento fueron más serias las amenazas americanistas sobre el marco rayado, que a la inversa. De nueva cuenta, empero, resplandeció la tendencia al individualismo de los locales en acciones como las que Quintero y Romero dilapidaron a las primeras de cambio.

El Guadalajara —hay que decirlo— se quedó muy por debajo del que en la etapa regular del campeonato goleó a los capitalinos por 3-0 en esa misma cancha. Zaldívar, que aquella tarde fue la bujía, brilló anoche por su ausencia. Y Brizuela, que aquella vez contribuyó con dos goles a la victoria de su equipo, fue anoche un cero a la izquierda: un jugador de cuya presencia en la cancha muchos sólo se enteraron cuando el sonido local anunció que salía para que “Chofis” López lo reemplazara.

*

Todo, pues (salvo, quizá, la tarascada del León al líder Tijuana, mortal en apariencia), queda en suspenso para los partidos de vuelta.

Lee También

Comentarios