Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

* Sin excesos

* Sin excesos

* Sin excesos

Si es cierto, como dicen, que los triunfos se dimensionan por el tamaño de los obstáculos, habrá que convenir en que las victorias de Guadalajara y Atlas, el sábado, son dignas de celebrarse… pero sin excesos.

*

La que consiguieron los rayados, la segunda en cuatro apariciones cumplidas en el Torneo de Clausura, tuvo, ciertamente, el mérito de lograrse en calidad de visitante. Y no sólo eso: no dejó el menor margen de duda acerca de los merecimientos del vencedor… El consenso de propios y extraños en el sentido de que Tiago Volpi fue la figura del partido, lleva de la mano a la conclusión de que el triunfo de las “Chivas” hubiera tenido cifras rotundas —cuando no escandalosas— de no haber mediado el desempeño sobresaliente del arquero brasileño de los “Gallos”.

Adicionalmente, cabe consignar el dato de que, a despecho de la presencia de Víctor Manuel Vucetich —“El Rey Midas del futbol mexicano”, lo llaman por los títulos ganados en su carrera como técnico— en el puente de mando, el actual Querétaro parece estar dejado de la mano de Dios: no ha ganado un solo partido de la Liga; no ha anotado un triste golecito en los 360 minutos del certamen disputados hasta ahora, y forma parte del pelotón de zombies amenazados por el fantasma del descenso.

*

El triunfo del Atlas sobre el Morelia tiene, amén del valor de los tres puntos, varios aspectos positivos…

Para empezar, que los rojinegros parecen dispuestos a probar que, en efecto, intentarán hacer valer el peso de ser locales… no obstante la fama que por muchos años tuvo la cancha del Estadio Jalisco, de ser “terreno neutral” por la incapacidad de los equipos locales para convertirla en bastión infranqueable. Después, que la dupla integrada por Fidel Martínez y Matías Alustiza promete más que muchas de las combinaciones probadas durante varias campañas, con jugadores a los que el ácido del tiempo reprobó y cuyos nombres la historia está en vías de borrar de la memoria de los devotos de la causa, cansados de comprobar, por infinidad de experiencias, que “quien vive de ilusiones, está condenado a morir de desencantos”.

En todo caso, el atenuante de las celebraciones a que pudiera dar lugar el 3-1 del Atlas, es –como en el caso del Guadalajara— que atizarle al Morelia, hoy por hoy, no es pretexto suficiente para hacer fiesta.

Lee También

Comentarios