Sábado, 15 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

— Pantomima

Por: Jaime García Elías

— Pantomima

— Pantomima

Cabe, muy probablemente —ya lo dirá el tiempo...—, el vocablo “pantomima” para designar al gesto que tuvo el secretario de Vialidad y Transporte, Diego Monraz, al colocarse sobre los ojos un antifaz de los que se valen los pasajeros para dormir en los aviones, armarse con un bastón de los que utilizan ciegos y débiles visuales para tentalear el piso y detectar obstáculos a su paso, y, acompañado de un invidente de verdad, vivir, por un rato, la experiencia de desplazarse a tientas por las calles profusamente sembradas de trampas... y la adicional de abordar, en las mismas circunstancias, algunas unidades del caótico transporte público real, tan diferente al idílico de las declaraciones oficiales. —II— El gesto le ganó críticas —e incluso unas cuantas ironías groseras— al por mayor. La más común: que se trataba de una falta de respeto, cuando no de una burla sangrienta, para las personas verdaderamente discapacitadas... A despecho de la añeja conseja de “Piensa mal y acertarás”, es de justicia decir que el señor Monraz tiene pleno derecho a que se le conceda, si no crédito ilimitado a la palabra, sí, al menos, el beneficio de la duda. Tiene derecho a que se acepte, en principio, que fue sincero y honesto al aceptar la invitación —o, si se prefiere, el reto— de darse una idea de las penurias que pasan los invidentes para hacer lo que para el común de la gente puede ser incómodo o difícil, pero para ellos representa un verdadero viacrucis cotidiano. Tiene derecho a que se admita, a priori, su genuino interés por sensibilizarse al efecto de tomar medidas, desde el cargo público que aún desempeña, para hacer más llevadero el tránsito por este valle de lágrimas a esas personas. —III— Para eso, por supuesto, necesita tiempo. Sería justo, por tanto, que al señor Monraz se le concediera el que transcurra desde hoy hasta que deje de ser secretario de Vialidad para convertirse —si se cumple el augurio de los enterados— en candidato por el PAN a la Presidencia Municipal de Zapopan, para constatar si, en efecto, la experiencia redunda en algunas acciones —una, al menos— a favor de los discapacitados... o se limita a ser, como es común que suceda con los peyorativamente llamados “actos de campaña”, una comedia; una farsa; la simulación o el fingimiento de algo que, en el fondo, no se siente. De una pantomima, pues...