Martes, 11 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

* “Pánfilo Ganso”

Por: Jaime García Elías

* “Pánfilo Ganso”

* “Pánfilo Ganso”

Aun los más feroces críticos de Juan Carlos Osorio le reconocen, al menos, tres cualidades en medio del mar de defectos que consideran haberle encontrado a raíz de la humillante derrota de la Selección Mexicana ante su similar de Chile en la malhadada Copa América Centenario, y de las nominaciones de Juan Pitas, Pedro de las Cotonas —más los nombres que el lector amable tenga a bien incorporar— al equipo nacional…

>

Que es educado, estudioso y ecuánime…

>

*

>

Es obvio que Osorio sabía muy bien en qué chiquihuite pletórico de víboras se iba a meter, cuando aceptó la propuesta de convertirse en técnico del “Tri” una vez que las calificaciones reprobatorias de Chepo de la Torre, Víctor Manuel Vucetich y Luis Fernando Tena en la fase clasificatoria y los arrebatos de Miguel Herrera después del Mundial de Brasil, obligaron a los dirigentes del futbol mexicano a volver los ojos al extranjero en busca —diría Diógenes el Cínico— de “un hombre”.

>

Prueba fehaciente de lo anterior, el comedimiento y la mesura con que se conduce delante de la prensa. Nada que ver con las bilis, ironías, sarcasmos y desahogos que Ricardo La Volpe y “Chepo” de la Torre —por mencionar a dos de los más recientes— incorporaban regularmente en sus parlamentos en entrevistas y ruedas de prensa.

>

*

>

Por lo estudioso de Osorio hablan, hasta ahora, los resultados. Indicios incontestables de que, también hasta ahora, ha acertado —con la excepción ya consignada— tanto en el diagnóstico de los recursos de los adversarios enfrentados, cuanto en la confección de sus alineaciones y la disposición de los métodos idóneos para superarlos. Si fuera cuestión de suerte; si Osorio no pasara de ser una versión futbolera del “Pánfilo Ganso” de las historietas de Walt Disney, habría ganado cuatro o cinco partidos; si de 14 disputados ha ganado 11 y empatado dos, señal de que quizá no sea tan incompetente como sostienen a todo gaznate sus más airados detractores.

>

*

>

Después de la reciente victoria sobre Nueva Zelanda (conformes: nada como para echar a vuelo las campanas…), Osorio dio masaje con un algodoncito empapado de alcohol a los periodistas, antes de ponerles, con manos de enfermero avezado, la correspondiente inyección: “Lo importante es convencer a los jugadores, porque al final de cuentas son ellos los que ganan los partidos”.

>

Lo que demuestra que Osorio, como sus propios críticos admiten, es ecuánime…

>