Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

* Homofobia

* Homofobia

* Homofobia

Por homofobia, según el diccionario, se entiende “el odio o antipatía hacia las personas homosexuales, o rechazo de su estilo de vida”.
Bien. Por considerar que los gritos con que los aficionados han dado en acompañar, en los estadios mexicanos, los saques de meta que, de ordinario, realizan los porteros, pecan de homofóbicos, la FIFA notificó que aplicará a la Federación Mexicana de Futbol una multa de 20 mil dólares. Por supuesto, aquéllas ya anunciaron que promoverán la correspondiente apelación.

*

A ver…
Que el machismo forma parte de la idiosincrasia del mexicano, es evidente. Y, por tanto, indemostrable… Que las expresiones que han escandalizado a las buenas conciencias de la FIFA son, desde hace varios años, práctica común de los aficionados mexicanos, por lo consiguiente. De hecho, en el Mundial de Brasil-2014, a raíz de que los aficionados mexicanos salieron con su “chistecito” —que, a fuerza de haberse hecho repetitivo, dejó de serlo… si es que alguna vez lo fue—, ya hubo una intentona de sancionar esas conductas.
Sin embargo, una cosa es señalar que esas manifestaciones —por más que participen en ellas, con entusiasmo digno de mejor causa, miles de personas— se significan por su vulgaridad y mal gusto, y otra muy diferente darles la connotación que interpretan los santos varones de la FIFA, escandalizados por la palabrota que tantos léperos (y aun léperas) corean sistemáticamente,  varias veces en el curso de cada partido.

*

Será difícil hacerlos entender, de entrada, que se trata de una simple triquiñuela —inútil, además…, precisamente porque se ha vuelto repetitiva—, orientada a perturbar, distraer o molestar al portero adversario del equipo local. Ni la primera vez que alguien tuvo la ocurrencia de soltar esa imprecación —lo que al rato generó contagio— pretendió tildar de homosexual al destinatario de su grito, ni ha habido, como suele decirse, nada personal contra todos sus colegas a los que se ha dado exactamente el mismo tratamiento.
Además, los flemáticos dirigentes de la FIFA, escandalizados porque sus castos oídos no soportan semejantes peladeces, ya tendrán ocasión de comprobar que su desplante de gallardía a favor de que la conducta de los aficionados mexicanos sea menos ordinaria, más versallesca, terminará por ser contraproducente.

*

De hecho, ya podrán imaginarse lo que estarán pensando de ellos los aficionados a los que con esa sanción se pretende reencauzar por el buen camino…
(Exacto: “¡buuuuuuuuu-rrooooos…”).

Lee También

Comentarios