Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

* Fiesta

* Fiesta

* Fiesta

El Guadalajara hizo suya la fiesta que el América había preparado con la secreta ilusión de que fuera la cereza del helado de su Centenario…

Reacios a cumplir con su triste destino de piñata de dicha fiesta, los rayados agarraron a palos al niño rico al que en su cumpleaños se le cumplen todos sus caprichos. Se suponía que Sambueza —exonerado por la Comisión de Árbitros tras ser suspendido por la Disciplinaria— tendría el privilegio de ser protagonista del jolgorio. Sin embargo, como los equipos proponen y el futbol dispone, el “Conejito” Brizuela, con las fulgurantes apariciones en que hizo los dos primeros goles y le puso el tercero —“en bandeja de plata”, decían los cronistas antiguos— al “Gullit” Peña, hizo cera y pabilo del script al apropiarse de ese rol.

*

“Así son los Clásicos”, sentenciaban, al final del cuento, los entendidos, repleta la memoria de episodios en que, en ese tipo de partidos, los patos le tiran a las escopetas. ¿Cuántas veces ha sucedido, en efecto, que en una cancha de futbol se repite el episodio bíblico en que David, valido de una honda y un pedrusco, hacía morder el polvo, dolorido y humillado, al temible y supuestamente invencible Goliath…?

*

Dos elementos le fallaron al América y propiciaron, por tanto, la rebelión de unos rojiblancos a los que, por fin, en esta temporada no le fue de mal fario estrenar uniforme… Uno, el público: al margen del resultado y del trámite mismo del partido, debe sentirse feo que los aficionados que supuestamente habían acudido para “arroparlos”, jalee al visitante y abuchee al local… El otro, el mismo América: un equipo que sólo lo pareció porque todos sus jugadores traían las camisetas igual de descoloridas, pero que nunca fue capaz de enmendar el rumbo ni de comprometer el resultado.

El del sábado, un paseo de los rayados, dejó la sensación de que a nadie hubiera sorprendido —aunque sí, ciertamente, escandalizado— si hubiera terminado 5-0, porque el 3-0 reflejó sólo parcialmente la abismal diferencia entre vencedores y vencidos.

Ignacio Ambriz dijo al final que había sido “el peor partido” de su equipo en lo que va del campeonato…
Muy honrado de su parte… pero no hacía falta que lo dijera

*

En cuanto al Atlas, dejó escapar, en el último minuto, un triunfo que ya parecía tener en la bolsa.
(En efecto: no es noticia…).

Lee También

Comentarios