Jueves, 13 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

* Destellos

Por: Jaime García Elías

* Destellos

* Destellos

Cuando Giovani, Peralta y Fabián se juntaron por el lado izquierdo de la ofensiva mexicana e hicieron, de manera fulgurante, con rapidez física y mental irresistibles, el juego de “¿Dónde quedó la bolita?” ante la perplejidad de la defensiva de Nueva Zelanda, no pocos espectadores debieron tener, por un segundo, la sensación de que era el Barcelona —no la Selección Mexicana— el equipo que vestía de negro.

>

Los neocelandeses, en efecto, sólo vinieron a enterarse, mareados aún por el vértigo de la triangulación mexicana, de dónde quedó la bolita, cuando los cuarenta y tantos mil aficionados, al unísono, se los notificaron. Había sido gol. Sería, de hecho, el gol con que se escribiría la historia –valga la paradoja— de un partido que, ciertamente, no pasará a la historia.

>

*

>

Habría motivo más que suficiente para celebrar, aunque no se hubiera impuesto a los neocelandeses la goleada que muchos “expertos” anticipaban, si aquella pincelada hubiese formado parte de un amplio repertorio de recursos colectivos que los discípulos de Juan Carlos Osorio hubieran exhibido la noche del sábado en Carson, California.

>

No fue así. De hecho, tanto el segundo gol, por la izquierda, como la jugada que precedió al penalty que sufrió Lozano, por la derecha, y del que se derivó el primero, fueron hermanitos carnales. Fueron jugadas que obligaron a recordar a Tom Docherty cuando afirmaba que “el pase es la acción más devastadora que existe en el futbol”.

>

Fueron, sin embargo, lances aislados; chispazos que surgieron repentinamente, como destellos de luciérnagas, en medio de las tinieblas de mediocridad de un partido que, como espectáculo, no valió cinco centavos.

>

*

>

Ya se verá, en el hexagonal en que se disputarán los boletos para el Mundial de Rusia-2018, si esos destellos forman parte del bagaje de recursos futbolísticos que Osorio comparte con los seleccionados mexicanos, o si fueron arrebatos de inspiración (“ataques de habilidad”, los llaman algunos socarrones) de los jugadores que participaron en ellos.

>

*

>

A Osorio se le ha criticado por las que sus críticos tildan de “ocurrencias”…

>

De las del sábado, la incorporación de Marín y Silva en la zaga y de Gallardo en el medio campo, dejaron serias dudas. Lo más positivo, así –además del alimento moral de la victoria—, sería el afán de Giovani y Fabián por ganar plaza en un equipo en que otros (Guardado y Herrera, supuestamente), hoy, serían los titulares…