Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

* Destellos

Por: Jaime García Elías

* Destellos

* Destellos

¿Qué tan factible es que un solo jugador, como Ronaldinho, pueda transformar a un cuadro modesto —a un eterno extra, si se permite la metáfora—, como el Querétaro, de golpe y porrazo, en protagonista de la película del futbol mexicano...?

*

Puesto que se trata de una reedición en rústica de una novela que ya se ha visto muchas veces, cabe decir que el asunto remite a casos como el de Pelé cuando pasó del Santos al Cosmos de Nueva York. Ese fichaje catapultó al futbol en los Estados Unidos, ciertamente, y lo puso en el camino de desbancar a México como el coloso de la Concacaf... Sin embargo, para que el Cosmos se convirtiera en un trabuco dentro de la North American Soccer League, debió contratar, además, a otras figuras —ya en declive— como Beckenbauer, Carlos Alberto, Chinaglia y (sobre todo) el paraguayo Romerito.

*

En México, Vavá (bicampeón mundial con Brasil) aportó para la causa del América; Didí (ídem) tuvo un paso fugaz y más bien intrascendente por el Veracruz; Mauro (re-ídem) fue campeón con el Toluca; Eusebio pasó por el Monterrey con más pena que gloria; Coutinho (la mejor mancuerna de Pelé en el Santos) hizo otro tanto en el Atlas; Dirceu Guimaraes tampoco dejó mayor huella en el América...

En todos esos casos, quedó claro que las antiguas glorias del futbol que vinieron a México, lo hicieron atraídos por el aroma de los dólares; no por motivaciones de otra índole. En el de Ronaldinho, tan aventurada es la aseveración de algunos, en el sentido de que el brasileño “la romperá” en la Liga y hará del Querétaro un equipo con gran poder de convocatoria en los estadios mexicanos, como necia es la de otros, que dan por descontado que será un fiasco en toda la extensión de la palabra.

*

Lo más probable es que, como suele suceder, en el punto medio se encuentre la verdad: que el antiguo "crack" del Barcelona (que llegó al esplendor de su carrera hace nueve o diez años) muestre destellos de su clase en cuanto empiece a ver acción en los estadios mexicanos, considerando que el talento no envejece...

Pedir, en cambio, que se eche al hombro a un equipo modesto, como el de los “Gallos Blancos”, y los meta a la pelea por los títulos, parece, hablando en plata pura, demasiado pedir.

Lee También

Comentarios