Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019
Ideas |

* Derrotas

Por: Jaime García Elías

* Derrotas

* Derrotas

“Sobre advertencia –reza el adagio— no hay engaño”.

Cuando Chepo de la Torre asumió el cargo como técnico del Guadalajara, hubo, seguramente, quienes dieron por hecho que en ese mismo momento arrancaba el proceso que culminaría, en un dos por tres, en la conquista de un título más para el “Rebaño Sagrado”.

--Si ya fue campeón una vez al frente de las “Chivas” –habrá pensado más de alguno--, volverá a serlo, con toda seguridad, más temprano que tarde.

*

El sábado, en León, ya se vio que la superación de la crisis por la que atraviesa actualmente, no se circunscribe a la reinstalación del último técnico que hizo campeón al Guadalajara, y que la reconciliación plena del pelotón rojiblanco con su antigua grandeza, no será cuestión de “enchílame otra”.

El mismo Chepo lo había anticipado cuando señaló que las circunstancias de su retorno distan mucho de ser las ideales; cuando reconoció que la amenaza del descenso es una realidad; cuando apuntó que la permanencia en la Primera División es la prioridad número uno; cuando advirtió que el proceso para el que fue convocado sería lento y difícil; cuando ofreció trabajo, no milagros… y, sobre todo, cuando estableció que los resultados –positivos, se entiende-- serán la consecuencia del trabajo colectivo, y mérito, llegado el caso, de todo el grupo; no única y exclusivamente suyo.

*

Lo mejor del partido del sábado, no obstante que fue irrelevante para efectos del resultado, fue, probablemente, el gol de Néstor Vidrio: no precisamente por su plasticidad ni porque al zaguero –que ha cometido errores que han estropeado resultados—se le haya encontrado su verdadero puesto; sí, tal vez, porque fue un apunte de la fórmula que puede resolver el problema de la inoperancia de los Bravo, De Nigris, Fierro, Reyna y demás atacantes: trazos y movimientos que permitan terminar las acciones ofensivas, sin tener que depender de los supuestos especialistas en ese departamento.

*

Mucho menos dramática, porque ni siquiera puede interpretarse como una amenaza a su campaña rumbo a la Liguilla, la derrota del Atlas, como local, ante el Toluca, fue el corolario lógico de errores individuales --como el de Caballero en el cobro del penalty que pudo haberle dado otro curso a la historia— y colectivos, como la incapacidad de Maikon, Esqueda, Brambila y el propio Caballero para ganar plaza como titulares en el ataque.
 

Lee También

Comentarios