Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 19 de Septiembre 2019
Ideas |

* Caldo gordo

Por: Jaime García Elías

* Caldo gordo

* Caldo gordo

Se explica que la sola presencia de Ronaldinho en la alineación del Querétaro para el partido dominical en el estadio de las “Chivas”, despierte el interés que en circunstancias normales no provocaría ese encuentro…

¿Cómo iba a despertarlo, si el Querétaro se ha limitado a ser, históricamente, parte del relleno del pastel en el futbol mexicano y el Guadalajara, en contra de su costumbre, atraviesa por una época –parafraseando el pasaje del Éxodo— “de Chivas Flacas”…?

(Sin Ronaldinho en el elenco, un Guadalajara-Querétaro resultaría más desairado que un entierro de pobre).

*

Por más que se subraye que el apellido de Asociación que tiene el Futbol se justifica plenamente, está visto que, como en las carteleras cinematográficas, los nombres de los protagonistas inciden directamente en las taquillas. Lo que acá sucedía –pongamos por caso— con Greta Garbo o con Clark Gable, allá se replicaba con Di Stéfano o Pelé, y lo que actualmente ocurre allá con Juliette Binoche o Gerard Depardieu, acá se reproduce con Messi o Cristiano donde quiera que se presenten… o, de unos días a la fecha, con Ronaldinho en los estadios mexicanos.

En todo caso, lo curioso es que el Guadalajara, que históricamente ha sido el valedor de todos los equipos mexicanos, porque su popularidad arrolladora –sí: a pesar de todos los pesares— lo convierte en imán de taquilla en todos los estadios del país, ahora tiene necesidad de que el Querétaro, con Ronaldinho en sus filas, le haga el caldo gordo.

(Lo advierte el adagio: “Hay —hubo, en el caso: tiempo pasado— tiempos de aventar cohetes… y hay tiempos de recoger varas”).

*

Como preámbulo de ese cotejo, está el Atlas-Cruz Azul de esta noche…

Un partido con historia, por las evocaciones que suscita; por ejemplo, aquella semifinal en el Estadio Azteca, con los rojinegros recién regresados de su segunda estancia en el purgatorio de la Segunda División, del que sobrevive –al margen del resultado— la anécdota del balonazo del “Tilín” Méndez al silbante Marco Antonio Dorantes, que le costó al primero un año de suspensión.

*

A la cita de esta noche llegan los dos equipos cayendo y levantando. El Atlas tuvo arrancada de caballo fino, y en las tres apariciones más recientes ha perdido el paso. El Cruz Azul, fiel a sus espejo de las últimas temporadas, sigue, en la práctica, muy por debajo de sus teóricas capacidades.

Lee También

Comentarios