Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

* Bonanza

Por: Jaime García Elías

* Bonanza

* Bonanza

Y ahora resulta, señor, que la noticia consiste en que los jugadores del Atlas viajaron a Veracruz, para su partido de esta semana… en avión privado.

Quedaron muy atrás, por lo que se infiere, los tiempos en que los rojinegros se desplazaban en el “Poseidón”: una tartana de la que se decía que aún utilizaba motor “de leña”; un vejestorio al que dedicaron infinidad de chascarrillos las varias generaciones de jugadores del Atlas que lo convertían, los fines de semana, en la sucursal de su propia casa, por las horas de sueño —o de insomnio, según…— que pasaban en él.

*

Alguna vez que aquel trebejo rodante acusó los años (y la falta de mantenimiento) durante alguno de los viajes “transatlánticos” que había que hacer para jugar en Monterrey, Torreón o Veracruz, un jugador dejó esta frase para los bronces:

—Que tengamos que viajar 12 ó 14 horas para jugar, me parece bien; pero, ¿qué necesidad hay de traer el camión…?

En los tiempos románticos en que aquel autobús, que merecería ser pieza de museo, formaba parte de las peculiaridades del Atlas, ni Tijuana ni Cancún estaban en el mapa futbolístico de México. Si no, capaz que en el compartimiento de equipaje había que llevar pastel en cada expedición… por si alguien cumplía años en el camino.

*

La noticia de que los rojinegros viajaron a Veracruz en avión especial, va más allá de la anécdota…

El cambio resulta comprensible. Desde que los dirigentes del club tomaron la decisión de poner a la venta la franquicia que ya les resultaba insostenible, y tuvieron la fortuna de encontrar como comprador a uno de los empresarios más ricos de México, fue patente que la suerte de los rojinegros tendría un viraje de 180 grados. (La consecuencia negativa de la operación consistió en que los nuevos dueños del juguete le dedicaron todas sus complacencias… en detrimento del Morelia, que no en balde ya es lo que muchas veces fue el Atlas en sus Años de Vacas Flacas: sotanero de la clasificación general. Pero esa es otra historia…).

*

Lo preocupante del caso —se comentaba aquí mismo hace unos días— es que el Atlas ahora, a imitación del Guadalajara, al dejar de pertenecer a un club y convertirse en juguete caro de un magnate, está en la Rueda de la Fortuna: hoy, arriba; mañana… quién sabe.

Lee También

Comentarios