Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 23 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

- “Tragedia urbana”

- “Tragedia urbana”

- “Tragedia urbana”

Agustín Yáñez –hablando de grandes escritores jaliscienses— bosquejó, quizá sin proponé rselo, el punto de inflexión entre la Guadalajara que, falsas modestias aparte, ostentaba el mote de “La Perla de Occidente”, y lo que queda de ella…

En “Genio y Figuras de Guadalajara”, el también autor de “Las Tierras Flacas” escribió: “Bajo la misma clave del Sol y bajo la pauta de idéntico cielo, el concierto de gentes y cosas fuga sus variaciones (…); en la siega de dos lustros (…), familias, comercios y oficinas mudaron domicilio; árboles de recuerdo, amados, padecieron tala: el jardín del Santuario está pelón, y el de San José, y el de Santa Mónica, y el de Belén; la Plaza de Armas perdió sus sombras y la Alameda (hoy Parque Morelos) fue diezmada; edificios flamantes usurpan lugares de añoranza; gobiernos han ido y venido con proyectos, caprichos y realizaciones adversos entre sí (…); es penoso transitar por las calles, y en algunas, imposible…”.

-II-

La instantánea data de 1940. En efecto: hace 77 años; antes de la ampliación, en nombre de la modernización, en 1950, de las avenidas del Centro; antes de que el nacimiento de El Tapatío Un Millón, en 1964, marcara la transición entre el Rancho Grande y la “metrópoli” soñada entonces por sus habitantes.

Perdida entre las declaraciones que, por centenares, emiten a diario los funcionarios públicos que pululan en estos andurriales, una captura la atención del lector. Consciente de que, como en todas las ciudades –grandes y aun medianas— del país hay un déficit de vivienda que, lejos de reducirse, se incrementa continuamente, Mario Macías Robles, delegado regional del Infonavit, señala (“Notisistema”, V-18-17) que en Jalisco, “sobre todo en los municipios de Tlajomulco e Ixtlahuacán de los Membrillos” –que, hay que decirlo, forman parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara—, hay alrededor de 15 mil viviendas “abandonadas y deshabitadas”. Viviendas en las que podrían residir, teóricamente, entre 60 y 90 mil personas…, pero no lo hacen, en la práctica, “por la falta de servicios (agua, drenaje, escuelas, parques y jardines, seguridad…) y transporte”.

-III-

“Ejemplo de tragedia urbana”, apostilla, a manera de corolario, la nota. Miles de testimonios lo avalan: “Hago dos horas de ida y dos horas de vuelta a mi trabajo: como si tuviera que ir y venir a Colima todos los días”, dice un morador –a pesar suyo— de la zona…

Probablemente Yáñez, si viviera, diría que la nota de referencia se quedó corta.

Lee También

Comentarios