Viernes, 14 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- “Sin auto”

Por: Jaime García Elías

- “Sin auto”

- “Sin auto”

Es muy probable que sea cierto, porque lo dice el Secretario de Movilidad en el estado, nada menos, que cada día se suman 300 automóviles nuevos a los que ya circulan (es un decir…) por las calles de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Otras fuentes (la organización no gubernamental Jalisco a Futuro, por ejemplo) aseveran que son 400 vehículos los que cada día se dan de alta en las “vialidades” de la otrora Perla de Occidente.

>

En cualquier caso, una sencilla multiplicación lleva al observador a la conclusión de que si parece que los coches se multiplican de un día para otro, no se trata de una ilusión óptica: más de cien mil automotores, en el mejor de los casos, o cerca de 150 mil, en el peor, se incorporan cada año al universo de vehículos que hacen cada día más fastidioso, más problemático, más lento y más costoso (a más tiempo con el motor encendido, más consumo de combustible: un combustible, además, afectado por los “gasolinazos” que se han vuelto sistemáticos) el ejercicio cotidiano de trasladarse por las rúas de la “Ciudad Amable” de antaño.

>

-II-

>

Los estudiosos del tema consignan —más allá del hipotético bienestar que reporta el saberse propietario del artefacto que en las modernas sociedades se ha convertido en símbolo de estatus por excelencia (“tanto cuesta tu coche, tanto vales…”)—, algunos aspectos que serían “la otra cara de la moneda”: tráfico cada vez más caótico, contaminación y muerte; amén, claro, de delitos como el robo de automóviles, que en nuestro medio es uno de los más comunes.

>

Si se vive —como, al parecer, es el caso de los tapatíos— en una urbe cuyos gobernantes históricamente se han interesado más por “modernizar” las vialidades existentes que por proporcionar a los ciudadanos un transporte público más eficiente y más digno del que actualmente se dispone, o por propiciar y fomentar —pero en serio: más allá del discurso demagógico— medios alternativos sustentables como sería la bicicleta, las consecuencias saltan a la vista: el transporte en una ciudad como  Guadalajara (y anexas) es una de las pesadillas cotidianas de sus moradores.

>

-III-

>

La celebración —ayer, por cierto— del “Día sin Auto”, implica, según los entendidos, “invitar a la población a dejar el auto en la cochera, por un día, y realizar sus desplazamientos habituales ‘por otros medios’…”.

>

La pregunta de los 64 mil pesos: “¿Cuál, por ejemplo…? ¿La escoba acaso, como las brujas de los cuentos…?”.

>