Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

- Reapertura

- Reapertura

- Reapertura

La noticia es que el nuevo Mercado Corona comenzó a operar. La duda consiste en decidir si se trata de una buena noticia.

Cualquiera diría, “de bote-pronto”, que sí; que por supuesto…: que si una fatalidad como fue el incendio que hace cerca de dos años obligó a desalojar del inmueble a sus más de 500 locatarios, es de celebrarse que éstos estén en vías de volver a la normalidad.

Queda, sin embargo, la duda de si fue un acierto reconstruir —ampliado, modernizado, mejorado supuestamente— el tradicional mercado que ya en otra ocasión, y también a raíz de un incendio, debió reconstruirse hace cerca de un siglo… o si hubiera sido preferible aprovechar la coyuntura para dotar a la ciudad de otro tipo de edificio, y a sus ocupantes de otro “modus vivendi”.

-II-

Hará unos 25 años, cuando estaba por celebrarse el 450 aniversario de la fundación de Guadalajara, alguno de sus gobernantes planteaba la pertinencia —“por el bien de la ciudad”— de “desaparecer” el mercado; lo consideraba “indigno” de ocupar un espacio “a una cuadra de la Presidencia, a dos de la Catedral y a tres de Palacio de Gobierno”; señalaba que sería lo ideal, en la zona, un mercado como el de la Colonia Roma de la Ciudad de México: un espacio que, sin perder su esencia mercantil, tuviera opciones gastronómicas y mercantiles atractivas, modernas, funcionales: “de primer mundo”, vaya. Admitía, por supuesto, que la idea encontraría oposición y resistencias. Y apuntaba, en fin, la posibilidad de que “si las circunstancias lo permitieran” (y el incendio de hace dos años podría haber sido la circunstancia propicia), las autoridades tuvieran la visión, y los locatarios y la sociedad en pleno la disposición para aprovecharla.

“Quienes se ganan el pan de cada día en el mercado y la ciudad en su conjunto, serían —decía el personaje en cuestión— los grandes ganadores”.

-III-

Lamentablemente, la posibilidad de reconvertir el Mercado Corona en algo notoriamente mejor de lo que ha sido siempre, se desperdició. Faltó imaginación para plantear un proyecto que, lejos de anclar al corazón de la ciudad en su pasado, lo proyectara, con mejores perspectivas, hacia el futuro. Faltó tacto político para persuadir de las bondades de ese proyecto a todos sus potenciales beneficiarios: los comerciantes, los vecinos, los visitantes de la ciudad…

Faltó Gobierno, para decirlo en una palabra.

Colofón: ¿es una buena noticia la reapertura del Mercado Corona…? Ya lo dirá el tiempo.

Lee También

Comentarios