Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

- Parque Alcalde

- Parque Alcalde

- Parque Alcalde

La noticia de que el Parque Alcalde reabrió sus puertas, removió nostalgias; la complementaria, en el sentido de que ahora ofrece a sus visitantes “el mejor acuario de México”, debiera ser motivo de celebración adicional… aunque la noticia consigna que los precios de entrada, para esa sección al menos, no sean los que tradicionalmente pueden calificarse de “populares”.

-II-

Puesto en operación hace más de medio siglo, en parte de la zona que históricamente se denominaba “Las Barranquitas”, extramuros de aquella “Ciudad Amable” que tuvo en la Escuela Normal de Jalisco, en la “Carretera Nueva a Zapopan” –hoy Avenida Ávila Camacho— y después en el Estadio Jalisco algunos de sus primeros pasos hacia la modernidad, antes de convertirse en el mazacote urbano que es actualmente, el Parque Alcalde fue, hacia el norte de la ciudad, lo que desde principios de siglo había sido el del Agua Azul hacia el sur. Esa Guadalajara que disfrutó de los primeros años del Parque Alcalde, con el lago, la fuente “monumental” y el trenecito (con “La Mansión de Gumaro” incluida) como sus principales atractivos, fue la que permutó el mote de “pueblo bicicletero” por el de “metrópoli” merced al advenimiento de “El Tapatío un Millón”.

El parque en cuestión, como consta en actas, tuvo años de esplendor… y los correspondientes de decadencia. Estos últimos se acentuaron al rebautizarlo como “Rehilete Alcalde” y concesionarlo a particulares, hasta llegar al punto del deterioro extremo, la revocación de la concesión, el cierre y el abandono.

La anterior administración municipal dio los primeros pasos hacia su recuperación. La actual le dio cima y dejó en manos de particulares la instalación y explotación del acuario, que se suma a la tirolesa, a las pistas de patinaje y trote y a sus renovadas áreas verdes como sus principales atractivos.

-III-

Como la experiencia aporta abundantes pruebas de que cuando al Gobierno le da por volverse administrador los resultados suelen fluctuar entre lo malo y lo catastrófico –tómense Pemex, a nivel nacional, y Sistecozome, al local, como botones de muestra—, y como la misma experiencia ofrece el caso del Zoológico Guadalajara como ejemplo de una administración eficiente y exitosa, es muy probable que la decisión de poner un atractivo “de Primer Mundo” como el que ahora ofrece a sus visitantes el renacido Parque Alcalde en manos de particulares, le garantice la continuidad… y, de paso, lo vacune contra el cáncer de la corrupción.

Lee También

Comentarios