Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Octubre 2019
Ideas |

- Coppola

Por: Jaime García Elías

- Coppola

- Coppola

Las reiteradas tolvaneras desatadas por Donald Trump —mediante sus expresiones “ofensivas y discriminatorias”, según el consenso de politólogos y ciudadanos de a pie—, son sintomáticas acerca de la extrema sensibilidad del mexicano. El mexicano no tiene empacho en proclamar las peores cosas de sí mismo… pero se ofende si otro se las echa en cara.

>

-II-

>

El caso más reciente tuvo como protagonista a Franco Coppola. Italiano, de 59 años de edad, desde hace 23 ha formado parte del cuerpo diplomático del Vaticano en Líbano, Burundi, Colombia, Polonia, y más recientemente en la República Centroafricana y El Chad. Designado nuevo Nuncio Apostólico para México, Coppola —valga el mexicanismo— ya regó el tepache al referirse a su nuevo destino, en contravención con las finas maneras que caracterizan a la diplomacia de la Santa Sede, como “un país que (…) padece una escandalosa pobreza y una escandalosa violencia”… Nada que el mexicano común ignore o considere un infundio; una realidad lacerante, en todo caso, que preferiría que un extranjero —por muy representante del Vaticano que sea— se abstuviera de propalar.

>

En “La diplomacia pontificia: aspectos eclesiásticos y canónicos”, publicado hace cuatro meses, Matteo Cantori recoge la percepción generalizada de que los nuncios son “figuras abstractas, distantes del pueblo de Dios, de quienes se desconocen sus atribuciones reales”. Añade que “en la evolución del derecho canónico y el magisterio de la Iglesia, su papel se consolida como eminentemente pastoral”.

>

Los obispos latinoamericanos, en diversos foros eclesiásticos —sínodos, conferencias, etc.—, han denunciado “el excesivo protagonismo y autoritarismo” de los nuncios. En México, concretamente, se recuerda a Girolamo Prigione tanto por contribuir a replantear las relaciones del país con la Santa Sede y a reconocer la personalidad jurídica de los sacerdotes, como por su cercanía con el cartel de los Arellano Félix, según trascendió tras el asesinato del cardenal arzobispo de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo.

>

-III-

>

Con el antecedente cercano de que el Papa Francisco, en su visita de mayo pasado a México, exhortó a los obispos a “dejar de ser príncipes del poder y tener una actitud mucho más pastoral, más cercana a las carencias y desafíos que tienen sobre todo los pobres”, habrá que ver cómo, en la medida en que se presupone que puede influir para la designación de obispos acordes con esa línea, el nuevo nuncio contribuye a reducir la pobreza y violencia “escandalosas” bosquejadas en el retrato que trazó de su nuevo destino.

>

Lee También

Comentarios