Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

- “Ciudad Segura”

Por: Jaime García Elías

- “Ciudad Segura”

- “Ciudad Segura”

Era un consuelo saber que, si ya no le quedaba como anillo al dedo el honroso apodo de “La Perla de Occidente”, ni la retrataba de cuerpo entero la etiqueta de “Ciudad Amable”, Guadalajara era, al menos —según el discurso oficial—, una “ciudad segura”; que la reticencia de sus habitantes a comulgar con la rueda de molino de que “los delitos patrimoniales —los robos, pues— van a la baja”, era, como decían sus gobernantes, “una cuestión de percepción”: simples “afiguraciones”; viles espejismos; meras ilusiones de óptica. Mitos urbanos, en suma.

-II-

El secuestro, la tarde del lunes, y posterior asesinato, probablemente esa misma noche, de Gabriel Gómez Michel, fue noticia por la prominencia de la víctima: era diputado federal; había sido presidente municipal y dos veces regidor en El Grullo. Irónicamente, la mejor prueba de que su relativa notoriedad lo proyectó a los principales espacios informativos, tanto a nivel casero como a escala nacional, estriba en que el nombre de Heriberto Núñez —su asistente, con quien compartió el mismo desenlace trágico de su existencia— ni siquiera fue consignado en la mayoría de las notas periodísticas que dieron cuenta del caso.

Al margen de las doctas interpretaciones (“lecturas”, dicen los elegantes) que analistas y politólogos dan al episodio, al ciudadano común le salta, primero, el antecedente del tono triunfalista con que se anunció, hace pocos meses, la “inversión” de 500 millones de pesos —del pueblo, por cierto— en cámaras de video-vigilancia que fueron apostadas “en lugares estratégicos”; y después, a la vista de que el incidente fue captado por las cámaras, ciertamente, que la camioneta en que viajaban los delincuentes y sus víctimas recorrió más de 150 kilómetros y sólo fue localizada por la Policía, en una brecha, cuatro horas después... Conclusión: o las cámaras son chafas, o quienes las monitorean son incompetentes. Lo cual significa que la seguridad de que se jactan los que cobran como si supieran gobernar, y la mítica Carabina de Ambrosio, son —salvo prueba en contrario— hermanitas carnales.

-III-

Dijo el gobernador —enfáticamente, eso sí—, como corolario, que “en Jalisco no hay impunidad”...

Aun en el caso de que en el desenlace de este caso concreto, en efecto, no la haya, no estaría mal que se los dijera a los familiares de los “muertitos” que aparecen, a razón de uno diario, como promedio, en la “Ciudad Amable” y sus cada vez más desparramados arrabales.
 

Lee También

Comentarios